Descubrir Foix en Ariège Cuevas, castillos y rutas de senderismo alrededor de Foix

Presupuesto en alojamiento

A partir de 64 €/noche para 2 personas.

Temas

  • Patrimonio cátaro: castillos de Foix y de Montségur
  • Espeleología, barranquismo, senderismo... un gran número de actividades
  • El mercado de Foix, delicioso y acogedor

el mejor momento

Primavera and Verano

duración

4 días

Escoja una pequeña ciudad cargada de historia, rodeada de una exuberante y frondosa naturaleza. Añádale unas cuantas rutas pedestres y en bici por el macizo de los Pirineos, e incluso algún que otro chapuzón. Esparza imponentes fortalezas como el famoso castillo cátaro de Montségur. Espolvoréela de viajes a las entrañas de la tierra, para descubrir las pinturas rupestres de Niaux... o un río. Aderécela con unos cuantos encuentros agradables, a la vuelta de un puesto del mercado o en una bonita casa de huéspedes. Su maravilloso viaje a Ariège está listo, ¡solo tiene que disfrutarlo!

Su alojamiento

"La Ciboulette" en Foix. ¿Por qué nos gusta? Porque se trata de una casa de huéspedes confortable y con mucho carácter, instalada en una antigua herrería, que le brinda tranquilidad a un paso de las tiendas de artesanía y de los comercios del casco histórico medieval de Foix. Por su sombreada terraza para descansar en verano y, por supuesto, por la acogida cálida y personal (solo 3 habitaciones) de Leela Inga y Thierry Berchot, sus anfitriones.

El viernes es día de mercado en Foix

Pasee, paladee, caiga en la tentación y llene su cesta para organizar una velada memorable, tras un día lleno de emociones. Ariège es un territorio montañoso poblado de tradiciones y de un buen hacer que se refleja en la comida; algunos ejemplos de ello son la salchicha de hígado, el queso de Bethmale, el pan crujiente y los flocons de Ariège (dulce de praliné de avellanas).

De puesto en puesto, los productores compartirán con usted sus secretos de fabricación... las ventajas de comercializar alimentos en circuito corto. Con el apetito abierto por todas estas sensaciones visuales y olfativas, podrá sentarse bajo el magnífico mercado cubierto, en la terraza de uno de los restaurantes tradicionales y mezclarse con los habitantes del valle que se reúnen allí una vez terminadas sus compras.

El mítico castillo cátaro de Montsegur

Retroceda en el tiempo hasta el mítico castillo cátaro de Montsegur (35 minutos en coche desde Foix)... pero antes de poder apreciar la magia que desprende, tendrá que superar los 150 metros de subida hasta el pog (espolón rocoso) sobre el que se yerguen sus ruinas. ¡Una empinada subida de 30 minutos que hará que sus piernas entren en calor! Escuchando las historias y leyendas narradas por Fabrice Chambon, su guía, el castillo parecerá recuperar su animación de antaño. ¡Hay que reconocer que pasión no le falta a la hora de contar la historia de los "Perfectos"!

Tómese su tiempo y deje que el sol se ponga: la panorámica de 360 grados de las cumbres pirenaicas se convierte en una apoteosis. Tendrá que volver a bajar antes de que caiga la noche (y se cierre el lugar), pero le recomendamos que se quede al pie del pog para terminar este hermoso día con un agradable pícnic compuesto por los fantásticos productos de la cesta comprada esa mañana.

Por la noche: recuerde levantar la vista para contemplar la vía láctea

En el segundo departamento menos poblado de Occitania, lejos de cualquier contaminación lumínica, el cielo es puro e invita a viajar y soñar.

Es hora de regresar a Foix. Conduzca lentamente por la carretera y, con un poco de suerte, verá a una cierva cruzándola, ya que abundan en los bosques que atraviesa.

Ax-les-Thermes: senderismo y bienestar

Diríjase a Ax-les-Thermes (45 minutos en coche o 40 minutos en tren). Allí tiene dos opciones:

  • Una deportiva con una excursión de un día hasta el refugio del Chioula. Allí le recibirá Alvaro Aleman, el guarda de la cabaña, que compartirá con usted sus anécdotas sobre la montaña que conoce como la palma de su mano y, en torno a una gran mesa, su cálida cocina con acentos locales (entre sus productos favoritos: el queso de la granja de Carregaut, el confit de pato de la granja de Corniche en Axiat...).
  • Y otra zen con una ruta de senderismo de media jornada (bucle hacia Orgeix) seguida de una sesión de bienestar en aguas termales en el establecimiento de Bains du Couloubret. ¡Un maravilloso remedio para las agujetas!

Luego cenará en la mesa de sus anfitriones, que apuestan por productos locales, en su mayoría ecológicos. Según la temporada, la velada y las charlas pueden prolongarse en la terraza o al calor de la chimenea.

La cueva de Niaux y su famoso "Salón Negro"

Ponga rumbo a la cueva de Niaux (unos 30 minutos en coche). La cueva de Niaux es una visita obligada en cualquier estancia en el Ariège: el famoso "Salón Negro" y sus frescos parietales prehistóricos son mundialmente conocidos. ¡Pero su visita será realmente inédita! De eso no hay duda, porque habrá reservado entradas para el "Niaux interdit" (no olvide hacerlo con antelación), una visita mensual en un pequeño grupo a las galerías habitualmente cerradas al público, que brinda la sensación de ser un privilegiado y uno de los pioneros de la espeleología.

Barranquismo en el Argensou

Dentro del perímetro del Parque Natural Regional de los Pirineos de Ariège, podrá realizar una ruta de senderismo... ¡acuática! El plan incluye deslizamientos por el Valle de Vicdessos, aderezados con descensos en rápel y unos cuantos saltos. Este es un cañón ideal para principiantes, en familia o con amigos. Y siempre en grupos reducidos (8 participantes como máximo) para moverse con total seguridad y aprovechar al máximo las explicaciones del instructor sobre la naturaleza del Ariège. Una naturaleza que querrá proteger después de explorar todas sus bellezas.

Plan interesante

No está de más saber que… sus anfitriones ofrecen una tarifa preferencial a partir de 3 noches consecutivas reservadas. ¡Sería un error privarse de un día más en el Ariège!

Paseo en bicicleta y paseo en un río subterráneo

Deje el coche en el garaje y anímese a hacer una escapada en bicicleta eléctrica por la vía verde de Foix / Saint-Girons. Esta ruta de 42 km, construida sobre una antigua línea de ferrocarril, es totalmente segura (y, por tanto, ideal para las familias) y ofrece unas magníficas vistas de los Pirineos… ¡sin que la subida sea empinada! Por el camino, puede hacer un inusual descanso en el río subterráneo de Labouiche. A 60 metros de profundidad, el río y sus cascadas se pueden descubrir en barca.

Château de Foix, el final imperdible

Lo vio nada más llegar a Foix, así que no puede irse sin visitar el castillo de Foix. Una fortaleza inexpugnable y una invitación a zambullirse en la Edad Media. Acuda a saludar al herrero en acción o a los caballeros a punto de entrar en combate, y delo todo para armar el fundíbulo de 16 metros, ¡capaz de lanzar proyectiles a más de 200 metros! Y no olvide subir a una de las torres para contemplar por última vez toda la belleza del Ariège…

¿Cómo llegar?

  • En coche: Foix se encuentra en la N20 que une Toulouse con Andorra.
    Mirepoix: en la D119 Carcassonne - Pamiers.
    Montségur: desde Toulouse, dirección Foix y luego Lavelanet (D117) y luego D109.
    Carcassonne: D119 hasta Mirepoix y luego D620 hasta Lavelanet.
    Saint-Lizier: D117 desde Foix o N127 y luego D117 desde Toulouse.
  • Con los transportes regionales liO (tren y autocar a precios reducidos).
  • En avión: desde los aeropuertos internacionales de Toulouse-Blagnac y de Carcassonne.

Tu itinerario con Rome to Rio