Collioure en la costa bermeja Un paraíso entre mar y montaña

Collioure

Collioure, C. Chabanette

La côte vermeille

La côte vermeille, G.DESCHAMPS

Banyuls-sur-Mer

Escale magnésium marin - Côté Thalasso à Banyuls-sur-Mer, Côté Thalasso à Banyuls-sur-Mer

Collioure

Collioure, H.ARGENCE - OT Collioure

¿Por qué ir a Collioure, Port-Vendres y Banyuls en la Costa Bermeja?

  • Collioure, un pueblo balneario con auténtico encanto y preservado en el País Catalán.
  • Una luz y colores que inspiraron a Matisse, Braque, Picasso, etc.
  • Port-Vendres, Banyuls-sur-Mer : las otras joyas de la Costa Bermeja.
  • Paisajes modelados por la viña y por el encuentro entre los Pirineos y el Mediterráneo.
Cartographie Collioure en Côte Vermeille

Cartographie Collioure en Côte Vermeille

Qué hacer primero

Sumérjase en la belleza de Collioure

Visto desde arriba, parece una postalCollioure es una pequeña ciudad encantadora construida alrededor de una bahía de aguas turquesa, rodeada de viñedos en terrazas. En segundo plano: los Pirineos que, con la sierra de la Albera, se sumergen en el Mediterráneo. A unos metros, se encuentra una de las playas del centro ciudad.

Camine a lo largo de la playa de Boramar antes de entrar en las callejuelas umbrías del barrio del Mouré con sus casas con coloridas fachadas.

Collioure

Collioure, H.ARGENCE - OT Collioure

No debe perderse

En Collioure, visite el Château Royal (Castillo Real) que durante el siglo XIII fue la residencia de los reyes de Mallorca. Hágase un selfie delante de la iglesia Notre-Dame-des-Anges: su campanario, edificado sobre la base de un antiguo faro, es el emblema de Collioure.

Tras los pasos de los fauvistas

Disfrute de la luz y los colores de Collioure

Descubra Collioure como Henri Matisse lo hizo en 1905. Seducido por el lugar, se instaló y le siguió su amigo André Derain. Inspirados por los colores y la luz, inventaron una nueva corriente pictórica, el fauvismo, caracterizada por el uso de colores brillantes. Sus lienzos dieron al pueblo una notoriedad internacional.

Visite el museo de arte moderno instalado en bellísima Quinta Pams, entre en las galerías y los talleres de artistas (pintores, escultores, fotógrafos, ceramistas, etc.). Siga el paseo comentado por la Maison du Fauvisme (Casa del Fauvismo).

Les Toits de Collioure par Matisse

Vale la pena echar un vistazo

En lo alto de Collioure se erige el fort Saint-Elme (Fuerte San Telmo), remodelado por Vauban. Debe visitarlo por su historia y su arquitectura, pero por sus vistas de 360° de la bahía, la llanura del Rosellón y la montaña.

Más información

La route de la Côte Vermeille

Route de la côte vermeille, G.DESCHAMPS

La carretera de la cornisa

Viñas y panoramas impresionantes del mar

A partir de Collioure, una bonita carretera domina el mar hasta Cerbere, en la frontera española.

De curva en curva, descubra las calas y las playas, así como las vides que dan origen a los vinos secos de Collioure y a los vinos dulces naturales de Banyuls.

En esta carretera en balcón, durante 23 km abundan las vistas del Mediterráneo: ¡absolutamente magnífica!

Merece la pena desviarse

2 itinerarios para combinar memoria y patrimonio. El 1º sobre el tema medieval: Collioure, Elne, Saint-Génis-des-Fontaines y Saint-André. El 2º, centrado en la Retirada (el exilio republicano español): castillo real de Collioure, maternidad de Elne y memorial de Argelès-sur-Mer y de Rivesaltes.
 

Etapas recomendadas la en Costa Bermeja

Port-Vendres, Banyuls-sur-Mer

Haga una parada en Port-Vendres, un gran puerto comercial con un ambiente típico, donde contemplará el ballet de los enormes barcos que transportan las frutas procedentes de África.

8 km más al sur, eche el ancla en el delicioso pueblo catalán de Banyuls-sur-Mer. La ciudad de Maillol dibuja una media luna de casas de colores, palmeras, cafés y restaurantes a orillas de su gran playa. También es una puerta abierta a la reserva submarina de Cerbère-Banyuls gracias a su Biodiversarium y a sus centros de submarinismo.

Collioure

Collioure, Matthieu / Mon Blog de Voyage

Realmente irresistible

A partir de Port-Vendres, siga el sendero del litoral para llegar al Cabo Béar y, después, al site classé de l’anse de Paulilles (sitio clasificado de la ensenada de Paulilles) (también accesible por la carretera) donde podrá combinar el descubrimiento del patrimonio local y el baño en un lugar paradisíaco.

Ponga rumbo a Collioure en la costa bermeja
Le encantará el pueblo de Collioure, su puerto y sus barcas catalanas, sus casas color salmón y sus contraventanas verdes. Pasee por las callejuelas del centro de la ciudad, siéntese en las terrazas de café frente al mar, saboree el boquerón de Collioure, y por supuesto, dé la vuelta por las calas y playas de la ciudad. Vídeo © Ville de Collioure

Vale la pena echar un vistazo

Vistas impresionantes, antiguos fuertes militares heredados de la época de Vauban, viñas en las pendientes y rutas de senderismo a montones: ascienda siguiendo al azar las pequeñas carreteras, a veces vertiginosas, que surcan la sierra de la Albera.
istas impresionantes, antiguos fuertes militares heredados de la época de Vauban, viñas en las pendientes y rutas de senderismo a montones: ascienda siguiendo al azar las pequeñas carreteras, a veces vertiginosas, que surcan la sierra de la Albera.

¿CÓMO LLEGAR?

Collioure se encuentra en el extremo sur de Occitania, en el departamento de los Pirineos Orientales, a 30 km al sur de Perpiñán.

  • En coche : desde Toulouse en 2 h 30 min. por la A61 y, después, la A9 (salida nº 42). Desde Montpellier en 2 h por la A9 (salida nº 42).

  • En avión : el aeropuerto más cercano es el de Perpignan-Rivesaltes (36 km). Comunica París y una docena de destinos en Francia, en Europa y el norte de África.

  • En tren : TER (Tren Exprés Regional) comunica varias veces al día Collioure con Perpiñán, donde hay un enlace posible desde/hacia París en TGV (Tren de Alta Velocidad).