Dolce vita en Toulouse, la ciudad rosa

Presupuesto

Alojamiento a partir de 110 € (hotel barcaza) o 60€ (hotel clásico) por noche para 2 personas.

Temas

  • Todas las claves para disfrutar del buen vivir en Toulouse
  • Mercados, gastronomía local y tiendas
  • Paseo en bici por el Canal du Midi
  • Alojamientos insólitos y ecorresponsables

el mejor momento

Primavera, Verano, and Otoño

duración

3 días

Toulouse, la bulliciosa capital de Occitania, puede disfrutarse al tranquilo ritmo de un paseo por las estrechas calles y plazas de su casco histórico peatonal o recorriendo en bicicleta los diques del Garona hasta el Canal du Midi. Siga los pasos de nuestros expertos, que le harán descubrir el estilo de vida de una ciudad decididamente meridional, donde la convivencia rima con la diversidad, la animación con la innovación.

Instalarse en Toulouse: ¿barcaza u hotel?

Nada más llegar a la ciudad rosa, instálese confortablemente en la barcaza Amboise. Se trata de una atípica habitación de huéspedes habilitada en una barcaza de 1960, amarrada a lo largo del Canal du Midi y situada a 10 minutos del centro de la ciudad. En ella se verá inmediatamente inmerso en un ambiente acogedor, cálido y sereno, ideal para disfrutar de las experiencias que le aguardan.

¿Prefiere una forma de alojamiento más tradicional? Nuestros expertos le recomiendan el Hôtel Albert 1er. Idealmente situado a 2 minutos del Capitole, este encantador hotel familiar de talla humana apuesta por los valores ecorresponsables basados en circuitos cortos y los productos orgánicos con una política de cero residuos.

Toulouse de noche

Sumérgete en el ambiente joven y animado de la ciudad rosa

Al llegar el verano, en el Mercado Victor Hugo se organizan una vez al mes eventos nocturnos los jueves por la noche. Se trata de una oportunidad para mezclarse con los lugareños y vivir la ciudad de forma intensa en un ambiente típico de feria del sur de Francia, mientras se degustan las excelentes tapas que ofrecen los comerciantes del mercado.

Otra alternativa, si su estancia no coincide con los Nocturnos, es tomarse una copa o comer en los muelles o en las orillas del Garona, en la Daurade, Place Saint-Pierre o en uno de las guinguettes efímeras, los chiringuitos que se instalan temporalmente en el paseo marítimo o en el agua. Regreso al hotel.

Paseo por el centro historico

Después de su desayuno orgánico casero servido en la cubierta de su barcaza (o en el hotel), diríjase a la Place du Capitole para tomarle el pulso a la ciudad mientras descubre, de forma acelerada, los 2000 años de historia que han forjado Toulouse. Para ello solo tiene que caminar bajo los soportales y mirar hacia arriba a la "Galerue" de Moretti una galería de frescos pintados en el techo de los soportales y que recrean la historia de la ciudad desde la Tolosa romana hasta la epopeya del Airbus A380.

Puede aprovechar para encontrar su terraza favorita y volver por la noche a tomar una copa y contemplar el alegre trasiego de los habitantes de Toulouse.

Juego de pista en Toulouse

Y pausa para el almuerzo

Desde allí, diríjase a la oficina de turismo situada justo detrás del Ayuntamiento para realizar una visita guiada insólita o divertida por el casco histórico. Por ejemplo, el rally ecorresponsable de Explorad'Oc o las visitas teatralizadas de Pays d'Oc, visitas interactivas en las que su guía contará anécdotas insólitas mientras le ayuda a resolver acertijos y a realizar una investigación para entender mejor la ciudad.

Es hora de comer: puede optar por los restaurantes de las terrazas del Mercado Victor Hugo. En medio de los habituales de la zona y de los clientes de vuelta del mercado tras sus compras, se verá inmerso en el corazón palpitante de la ciudad.

Compras en las calles de Toulouse

¿O un descanso de bienestar?

Por la tarde, se sumergirá en el bullicio de las calles comerciales de la ciudad en busca de las tiendas de productos "made in Toulouse", como el pastel, donde le explicarán todas las virtudes de esta planta, que es a la vez tintórea y cosmética.

Si la idea le atrae, puede incluso disfrutar, en el prestigioso marco de "La Cour des Consuls", de una sesión de spa y de tratamientos a base de hierba pastel (previa reserva).

Parada en la terraza y elección del restaurante

Un tranquilo paréntesis en el verde oasis de la cafetería del Grand Rond o en la del Museo de Historia Natural del Jardín de Plantas le sentará de maravilla antes de regresar a su alojamiento para prepararse para la noche.

Resulta difícil elegir un restaurante en Toulouse. En función de la temperatura ambiente, puede optar por un restaurante en una bodega abovedada de ladrillo, típica de la ciudad rosa, o por un restaurante en la terraza de la plaza Saint-Georges, famosa por su ambiente bohemio. Antes de regresar, tómese una copa en la Place du Capitole. ¡Por la noche la plaza resulta realmente mágica!

Día en bicicleta por el Canal du Midi

Una jornada en bici a lo largo del río (15, 20 kilómetros o más... y puede dar la vuelta cuando quiera). Alquile una bicicleta directamente en su hotel dotado del sello Accueil vélo o, desde la barcaza, opte por una vélotoulouse disponible en una de las 250 estaciones de autoservicio de la ciudad para emprender su jornada a lo largo del Canal du Midi. Los sábados por la mañana se encontrará con runners, con otros ciclistas y se meterá en la piel de un habitante de Toulouse que disfruta de su fin de semana. Y no se olvide de comprar de antemano algunos buenos productos regionales en uno de los mercados de Toulouse para preparar su pícnic de mediodía.

Diríjase a Ramonville por el carril bici que bordea el canal, a la sombra de los plátanos centenarios. Haga un alto para contemplar las barcazas y saludar a los habitantes de Toulouse que viven allí.

¡Una cita fabulosa con el Minotauro!

Llega el momento de dar la vuelta y, a la altura de una pasarela, de abandonar momentáneamente el canal para dirigirse, 800 metros más allá, a la Halle de la Machine (Lonja de las Maquinas).

Su viaje fabuloso cobrará entonces todo su significado, ya que participará en un viaje a lomos del Minotauro Asterión, directamente salido de la fértil y alocada imaginación de la Compagnie La Machine. Durante este viaje (previa reserva), podrá hablar con los técnicos, que le introducirán en su mundo onírico poblado de criaturas y demás quimeras. Después de estos momentos llenos de emociones, será imprescindible hacer un alto en la cafetería de la Halle de la Machine.

Tolosa al atardecer

De regreso a la ciudad, dejará el canal en el Grand Rond y, a través de las avenidas Jules Guesde, llegará a las orillas del Garona para ponerle a la jornada un broche final lleno de colorido, ya que al final de la tarde es cuando los diques de ladrillos resplandecen a la luz del sol. Entonces entenderá por qué Toulouse recibe el calificativo de ciudad rosa.

La panorámica resulta más espectacular desde la Prairie des Filtres. Incluso puede asistir a una alocada salsa, e incluso participar en ella… ¡los salseros se reúnen allí los domingos por la tarde para disfrutar de su pasión al aire libre!

De regreso a su alojamiento, puede tomarse una cena complementaria a la del día anterior (¿Había elegido un restaurante de terraza? Pues esta vez opte por una bodega abovedada...).

Desde Toulouse, prolongue su descubrimiento

Desde la estación de Matabiau: se puede visitar Albi, Cordes-sur-Ciel, Auch, Foix o Carcassonne (50 minutos en tren) y llevar la bicicleta sin recargo en todos los trenes TER.

Más información

¿Cómo llegar?

  • En coche: por las autopistas A61, A62, A64
  • En tren: encontrará conexiones en la estación de Toulouse-Matabiau, en el centro de la ciudad
  • En avión: aeropuerto internacional de Toulouse-Blagnac, a 8 km del centro de la ciudad, accesible en tranvía, lanzadera o autobús.

Tu itinerario con Rome to Rio